Aquí estamos

Hola amigos del Podcast de La Casa Rojas y de Rojas Spanish Language, bienvenidos.

Este es su amigo Luis Rojas y nuevamente estoy reiniciando estos Podcast que muchos de ustedes han extrañado este año. Les agradezco realmente la deferencia que han tenido en escribirme, llamarme y preguntarme si este Podcast iba a continuar.

Sí va a continuar.

Y va a continuar con sus tres ejes principales de reflexión:.

  1. Los estudiantes de español
  2. Los hispanos en sus países
  3. Los hispanos inmigrantes

Sin embargo, soy yo quien tiene que expresar disculpas ya que en muchas oportunidades he tratado de reiniciar este Podcast y de alguna manera circunstancias ajenas a mi voluntad no permitieron que pudiera hacerlo efectivo…desde problemas técnicos hasta accidentes en la familia, puedo encontrar razones pero no resuelve el problema de que ustedes se quedaron sin mi Podcast por una temporada. Mis disculpas.

También muchos ya se han dado cuenta de que mi sitio web ha sido modificado. Bueno, aunque ha tomado mucho tiempo, este sitio lo ha desarrollado con mucho esfuerzo. Yo sé que un diseñador o programador podrá ver que mucho de los cambios son sencillos. Yo no soy un programador ni diseñador pero no quería darme por vencido en crear una plataforma de estudio que se acercara a la visión que tenemos en La Casa Rojas.

Esta visión consiste en tratar de hacer el proceso de enseñanza lo más cerca posible a la experiencia que tenemos los hispanos cuando aprendemos nuestro idioma. Como dice Joan: En contexto. Como digo yo, con ritmo.

Aquí estamos…no nos hemos ido…y déjenme contarles un poco este proceso…con música…

(Tocatta y Fuga…diferentes versiones)

Ahora, nuestra historia:

Creo que el proceso de enseñar un idioma o puede ser muy filosófico yo prefiero romántico. Puede ser muy formal yo prefiero informal. Puede ser rígido yo prefiero creativo.

Estos son elementos que siempre han estado rondando en mi cabeza simplemente porque teniendo en una mano la manera en que aprendí mi propio idioma y el idioma inglés, y en la otra mano la manera cómo enseñamos estos idiomas…bueno, algo tiene que cambiar.

Aprender español no es un proceso de aprender a hablar en 30 días.

Tampoco es un proceso de interactuar con un CD o un DVD. Puede ser útil si es el medio, no si es el objetivo.

Tengo estudiantes desde niños hasta personas de cerca de  ochenta años. Y cada uno de ellos viene para aprender español a mis clases. Pero no solo eso, ellos vienen cada uno con sus temores, expectativas, sueños, y vienen armados para lograr sus objetivos de hablar español.

Algunos de los niños a los que enseño vienen con la idea de que van a jugar. Bueno, es la idea de que los niños aprenden jugando, ¿verdad?…falso, creo que no todo se aprende jugando y aun cuando son niños, ha muchas cosas que han aprendido llorando.

Hay jóvenes que vienen a competir. Entonces internamente su preparación para el examen y para la demostración sutil e inconsciente de que van a demostrar que pueden vencer cualquier obstáculo y hablar español. No siempre, pero muchas veces son los que después de hablar del ritmo y los sonidos en las conjugaciones todavía quieren recibir una lista de verbos irregulares y memorizar las terminaciones para los verbos AR, ER e IR.

Los mayores, adultos que alcanzan hasta cerca los ochenta años, vienen con el deseo de comunicarse cuando salgan a ese viaje que van a hacer a algún país hispano-hablante ya sea por turismo o porque han comprado una casita junto a la playa para jubilarse. Y muchos de ellos vienen también con la idea de aprender un idioma les va a ayudar a prevenir de alguna manera algún tipo de Alzheimer o demencia en años futuros.

Muchos se preguntarán, ¿en serio todo eso pasa en las clases de español?

Aham!…y mucho más.

A continuación quiero compartir  con ustedes algunas de mis notas y observaciones de los últimos meses que me han llevado a centrar y una y otra vez mis propios parámetros de enseñanza.

  1. Aprender un idioma es una experiencia humana. El idioma no es una forma de camiseta o camisa que una persona se pone. Es decir, hoy he decidido aprender español y me pongo la camiseta de español. Flashcards, listas de verbos, audio etc. pueden ser útiles para ayudar a memorizar pero no garantiza el aprendizaje. Eso ocurre en el contexto de la experiencia.
  2. Los competidores pueden aprender a hablar español pero los que tienen pasión por el idioma son los que logran reducir la presión de la competitividad y mantenerse constantes en el logro de sus metas. Hay tiempo de reflexión, hay tiempo de procesar conceptos, perspectivas, construcción de palabras.
  3. El programa más valioso es el que va a trabajar contigo en ayudarte a internalizar el español y no solo ayudarte a memorizar listas eternas de vocabulario. La internalización viene con la repetición constante de fonética, la interacción con otras personas, la experiencia en el contacto con otras personas, las circunstancias y la cultura.
  4. Un enemigo: el desanimo. He visto también a muchos estudiantes que han dejado sus lecciones porque fueron vencidos por un enemigo grande y el que nunca se dieron cuenta hasta que fue tarde. Y aunque parezca algo melodramático ese enemigo es real. Ha afectado a estudiantes, a personas que iniciaron sus lecciones con sistemas que ofrecieron el “aprender en 10, 20 o 30 días”, etc. Luego al experimentar la frustración de no ver progresos o entender las luchas del proceso abandonaron sus estudios.

Estos son algunos pensamientos que quiero compartir con ustedes al reiniciar los Podcast. Estos no vienen de pensamientos superficiales. Vienen de ver a estudiantes que tratan de recordar la conjugación en presente del verbo SABER, que luego de verlos trabajar duro y ver sus ostros cambiar de colores, me dicen vencidos: No sé…y entonces les digo Muy bien.

Finalmente, algo que quiero desarrollar en los próximos Podcast y en el web de La Casa Rojas, es la idea de que aprender español es como hacer una obra de arte. Yo voy a seguir guiando a mis estudiantes en la manera en que guiamos a nuestros niños en nuestros países.

 

Y esta es la mejor parte: cuando mis estudiantes pueden hablar español.

 

Y conmigo será, hasta la próxima

Aquí estamos was last modified: August 5th, 2014 by luis_rojas
luis_rojas